Sistema Lone Star

Lone Star es un sistema solar único en todo el sector por tener dentro de él tres planetas habitables: Nuevo-Texas, Trumetallus y San CasteabroIII. La presencia de estos planetas le da al sistema una enorme riqueza de recursos, lo cual hace a Lone Star uno de los sistemas más prósperos del sector Calixis. Los habitantes de Lone Star se consideran especialmente bendecidos, y cada planeta se considera “de todos los planetas en la galaxia, el más fiel al Emperador”.

Nuevo-Texas
Un planeta-colmena que alberga a aproximadamente 20 mil millones de personas, Nuevo-Texas es el mundo capital del sistema. Las principales ciudades son Neo-Nuevo-León, Aztlán y Sherif City, con tres colmenas menores espacidas por los dos continentes del planeta; y varias estaciones espaciales orbitándolo. Afuera de las colmenas, el paisaje es un desierto radiactivo, quemado por el despiadado sol. En ciertas partes cerca del ecuador hay junglas mutantes, cuyos recursos naturales son inútiles para el hombre dado a su alto grado de contaminación y su flora y fauna extremadamente peligrosas. Los oceanos están constituidos de agua venenosa multicolor y aún existen las leyendas de temibles monstruos marinos que han sobrevivido desde antes de la época de las Grandes Cruzadas. Nuevo-Texas depende casi completamente de los otros dos planetas para que lo provean de alimento y materia prima para sus industrias. Las principales exportaciones de este planeta hacia el resto del Imperio son armas, materiales como plasteel y adamantium, y todo tipo de maquinaria y piezas clave para la industria, principalmente tuercas.

Trumetallus
Durante la mayoría de su historia, Trumetallus fué considerado un planeta feral y primitivo, casi inútil para el resto del imperio por su clima inclemente y su fauna peligrosa. La vegetación es escaza y crece con dificultad, lo cual lo inabilitaba como un planeta agricultor. El planeta estaba habitado por humanos primitivos que aún estaban en la fase de cazadores-recolectores, con pequeñas tribus espacidad por todo el planeta. Las condiciones hostiles del planeta nunca permitieron que estas culturas se desarrollaran mas allá de esta etapa, aunque son personas con una gran astucia y fortaleza física.
Trumetallus posee una enorme riqueza mineral que las fuerzas imperiales eran incapaces de explotar debido a las extrañas propiedades geológicas de su superficie. La corteza del planeta posee una capa mineral extremadamente dura que le era difícil penetrar a las máquinas de la época.
Hace apenas 80 años, el Adepto de Marte Drillus Victorius diseñó unas maquinarias nuevas capaces de conquistar los rudos terrenos de Trumetallus, el planeta comenzó a tomar importancia. Millones de migrantes abandonaron Nuevo-Texas para aventurarse a Trumetallus en busca de oportunidades y una nueva vida. Ahora las ciudades de Trumetallus se ecnuentran en constante crecimiento, y gracias a la materia prima que aportan sus minas, la riqueza de Lone Star en general ha crecido exponencialmente.

San CasteabroIII
San CasteabroIII es un satélite que orbita al gigante de gas llamado San CasteabroI en la órbita lejana de Lone Star. San CasteabroI produce luz y calor naturales que combinados con los del sol de Lone Star, hace de San CasteabroIII un planeta extremadamente húmedo y caluroso. Con cualidades increíbles para crecer vegetación y agricultura.
Muchos adeptos piensan que la propiedades tan convenientes de San CasteabroIII se deben a que fué terraformado hace aeones, en la época oscura de la tecnología; otros piensan que es simplemente una concidencia extremadamente conveniente. No obstante, San CasteabroIII es un planeta agricultor con una producción inmensa que es capaz de alimentar a todos los planetas de este sistema e incluso exportar comida a otros sistemas del sector Calixis.

Sistema Lone Star

Metal Inquisition Panchopper