Interrogador Jefe Cara-de-Perro

El Jefe Cara-de-Perro era originalmente un chamán, jefe de la tribu Warevaho, autóctonas del planeta Trumetallus. El planeta no había sido tocado en gran medida por la civilización imperial porque sus gobernantes no habían descubierto una manera viable de minar su inmensa riqueza mineral, por lo tanto lo consideraban un planeta casi-inutil y dejaban a sus habitantes en paz.

Todo cambió cuando el Mecanicus logró desarrollar la maquinaria que podía atravesar las titánicas sierras montañosas de Trumetallicus. El planeta fué invadido por millones de personas que buscaban hacer una nueva vida en las minas. Estos nuevos visitantes trataban a los indígenas como sub-humanos, robaban sus pertenencias y los esclavizaban o mataban como parte de juegos crueles de cacería.

Jaime Universo, cuando aún era un Sherif, se encargó de defender la igualdad de los indígenas y castigar a todo el que tratara de abusar de ellos, al mismo tiempo intentaba integrarlos en la nueva sociedad moderna del Imperio.

En uno de estos incidentes, Jaime Universo se encontraba peleando en las llanuras contra una pandilla de bandidos que lo habían rodeado. La superioridad numérica de los maleantes les daba demasiada ventaja, hasta que llegó el Jefe Cara-de-Perro con algunos de sus guerreros Warevaho a ayudar a uno de los únicos invasores de las estrellas que les había mostrado respeto.

Durante la batalla, el Jefe usó sus poderes que lo dejaban hablar con los espíritus y con el Dios Sol-Emperador. Invocó la fuerza de una de las grandes bestias de las montañas y con sus brazos desnudos rompió a uno de los bandidos a la mitad, después arrojó la porción inferior a otro de los forajidos, haciéndolo mierda.

Al darse cuenta que el Jefe Cara-de-Perro era un psyker, el Sherif se vió obligado a llevarlo a las naves negras que transportan a todos los psíquicos a la Santa Terra. El Jefe no opuso resistencia al saber que era una órden del Dios-Sol-Emperador. Sus grandes poderes y su control sobre ellos permitió que lo sancionaran como un Psyker imperial.

Muchos años después, Jaime Universo volvió a encontrarse con el Jefe cuando se encontraba investigando unos artefactos de Xenoarqueología en el campo de batalla del planeta Biggusdiccus-IV. Al reconocerlo le pidió que se uniera a su séquito.

Cara-de-Perro ha compartido incontables aventuras con Jaime Universo y se ha ganado su confianza como acólito, hasta ganarse el rango de Interrogador.

Interrogador Jefe Cara-de-Perro

Metal Inquisition Panchopper